Un joven en un centro de Receptoría Juvenil de Reintegración Social para Adolescentes le cuesta anualmente al estado $28,397.00*

La inversión anual que le cambiará la vida a un niño o niña, es de tan solo $15,000.

TESTIMONIO